Las claves para lucir el bikini (la prenda del verano desde su aparición hace 70 años)

Blanca Suarez imagen de la campaña de Women Secret

Sharing is caring!

Poco a poco el tiempo se irá estabilizando, y con él, la llegada de la reina de las prendas para primavera-verano: el bikini. Esta prenda de dos piezas se hizo popular tras un desfile en una piscina de París en 1946. Las primeras versiones era mucho más recatadas que las actuales. La parte de arriba cubría todo el pecho de la mujer y la de abajo, en numerosas ocasiones, estaba cortada por encima del ombligo, cubría la cadera y los muslos; algo así como unos elegantes shorts.

Diez años después, la exuberante y explosiva Brigitte Bardot apareció con un nuevo bikini hecho de tela de algodón de Vichy -esos cuadros que tan bien sientan- y las instantáneas supusieron una auténtica revolución para la mujer de entonces y lo siguen siendo hoy.

 

Brigitte Bardot BikiniBrigitte Bardot en un fotograma de Una vida privada (1962).

 

En los setenta, sus dimensiones fueron mermadas considerablemente con la llegada del bikini de cordones. Una década después hizo irrupción el bikini brasileño y la tela del traje de baño se vio reducida considerablemente. En medio de ambas décadas, la figura de la princesa de Mónaco fue clave para el raciocinio exhibicionista que llegó hasta el topless. La hija de Raniero III y Grace Kelly, puso de moda el traje de baño con gran escote en las ingles. Fruto de eso, el bañador renovó sus diseños y volvieron los materiales básicos de antaño que otorgaban y otorgan extremada comodidad y elasticidad para que las mujeres pudieran lucirlos sin sobresaltos. El fenómeno también se extendió al campo masculino y se retomó el bañador amplio y largo tipo bermudas.

 

Estefanía de Mónaco en traje de bañoEstefanía de Mónaco luciendo trajes de baños ajustados.

 

Las firmas de lencería y baño hacen su irrupción con fuerza durante estos meses a través de sus miles de propuestas. Pero, ¿qué reglas de oro se han de tener en cuanta para lucir un buen traje de baño? La respuesta la da Keira Knightley, en su papel de Greta, en la cinta Begin Again cuando dice aquella frase magistral: “No vayas como una buscona. No dejas lugar a la imaginación”. Si la sentencia, se convierte en una auténtica máxima para la moda en general, lo hace aún más para la de baño en particular. Dejar lugar a la imaginación, rebuscar entre nuestros sueños, fantasías y evocaciones. Insinuar, sugerir, aventurar, esbozar y evocar como hace Women Secret en su última campaña para esta temporada con Blanca Suárez como protagonista.

 

Blanca Suárez en la campaña de Women SecretBlanca Suárez en la campaña de trajes de baño de Women Secret 2016.

 

En el lado opuesto, y siempre, tener en cuenta que, nunca, nunca, nunca, caer en el burdo y patético sobre exhibicionismo, que pervierte la belleza connatural y maravillosa de la mujer. Un ser hecho para ser admirado, contemplado y querido por lo que es y no, y ni mucho menos, por lo que muestra o deja de mostrar.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.